Follow by Email

jueves, 31 de mayo de 2012

SUTILEZAS.









Levedades incompletas,
sutilezas...

Algo flota en el ambiente.

Algo lejano,
como roce de besos,
lentísimo encuentro de cuerpos.

Algo como de bosque inminente,
cruce de puertas,
susurros de medianoche...

Será que mi piel te intuye,
... y despierta.

Consuelo
Mayo 2012

miércoles, 30 de mayo de 2012

PESOS Y MEDIDAS.



Puedo contar las nubes
y los besos que me darás mañana.
Pero ... ¿y si mis versos o mis sueños pesaran?


Puedo medir la luna
y la longitud de tu mirada.
Pero ... ¿y si la belleza o lo vivido, pesaran?


Puedo pesar tu cuerpo
cuando se desliza sobre el mío.
Pero ... ¿y si todo mi amor, pesara?

¿Hasta donde caería la Tierra,
si todo lo que siento ... pesara?

Consuelo
Mayo 2012


martes, 29 de mayo de 2012

TE QUIERO, PEQUEÑA.



No puedo apartar mis ojos de ti.

Me llevan los tuyos a tierras de abril,
de manzanos en flor,
y juegos sin fin.

Hay algo en tu mirada
que me tiene prendida...
será la inocencia, la seguridad, la sabiduría
la confianza y la fe.

El Amor.

La ternura...

He tenido que cumplir muchos años,
muchos ...
y texturizarlos a versos,
tapizando mi boca...

He tenido que crecer mucho,
y atreverme a volar,
para encontrarme de nuevo contigo,
y descubrir ...
lo que tu ya sabías!

Todo estaba ya en ti!

Consuelo
Mayo 2012

lunes, 28 de mayo de 2012

AL AMANECER


A veces amanezco
con la vida
enroscada a mis pies
y con algo como de algas
y de flores
escrito sobre mi piel.

A veces amaneces tu,
conmigo,
y entonces tengo fuego 
en la mirada
y como un reguero de hogueras
ardiendo sobre mi piel.

Consuelo
Mayo 2012

domingo, 27 de mayo de 2012

EQUIPAJE DE MANO.



Un reserva embotellado
y varios metros de piel,
aún por rastrear.

Las lágrimas acumuladas
y las pinzas con que prendo el pelo,
que a ti te gusta liberar.

Algún reguero de sudor
y las caricias que nacieron
sobre mi almohada, ayer.

Un rastro de canela y miel
que baje hasta los pies,
para que te pierdas en él.

Los deseos que arrugan
mis sábanas blancas,
y los sueños a medio hacer.

Un libro de poemas 
para leer entre los dos.

Los labios rezumando besos,
un puñadito de lujuria,
y otro de arrobo y emoción
para mirarte a la luz
                                                           de las velas, con ilusión.

Todo esto meteré en mi maleta
por si no salimos estos dias,
ni tan siquiera para comer.

Consuelo
Mayo 2012

jueves, 24 de mayo de 2012

ENTRE LAS BRUMAS DE UN SUEÑO.




Sobrevuelo las brumas de todos los sueños
para anillar mi vuelo en el pacto secreto
que me obliga a encontraros
a través de todos los tiempos.

Somos los tres únicos peces de cristal
que aletean sobre un río de colores,
dibujado en un mapa con otros ríos,
otros peces y algunas flores.

Somos como las tres dimensiones
que configuran un espacio conocido,
destinado sólo a los proscritos,
depositarios de un inquebrantable misterio.

Somos como un trébol,
que conoce el porqué del número tres.

Uno la enseña, otro la canta y alguien la escribe,
la palabra como alianza.

Más allá de lo convencional,
solo precisamos una mirada especial.

Así somos Carlos, Benito y yo.

Consuelo
Mayo 2012

miércoles, 23 de mayo de 2012

martes, 22 de mayo de 2012

MI HABITACION AZUL.






´Dejaré también mi habitación azul,
los árboles que me hablan,
y el olor a jazmín.

Dejaré los pájaros donde anidan mis noches,
el mar donde nací,
y la lluvia de abril.

Dejaré atrás este trocito de mí
para irme volando a tus labios
y sentir mi patria allí.

Consuelo
Mayo 2012




 

domingo, 20 de mayo de 2012

MUJER DE AGUA.













Era un tiempo antes del nacimiento de Kirkuk
cuando amanecieron playas en mi piel oscura.
Aquella era la señal que todos esperaban.
Como talismanes, trenzaron en mi pelo engarces
de conchas, de caracolas y de coral,
que sólo las manos de los brujos,
a través de muchas generaciones pasadas,
habrían podido tocar.
Me abandonaron los hombres del pueblo,
y las mujeres de mi estirpe me dejaron sola.
Se retiraron con sus hijos colgados a la espalda,
para que no se acercaran a mis brazos,
y me fui sola, empujada por cientos
de cuerpos oscuros ondulándose al sol.
Sola, hacia donde se habían quebrado las verdes praderas,
hacia la brecha, donde nacieran todas las arenas.
Me fui hacia los desiertos rojos,
porque una mañana amanecieron playas en mi piel,
porque yo era la mujer de agua,
la que las profecías designaban para renacer las lluvias.
Consuelo
Mayo 2012







viernes, 18 de mayo de 2012

3D

3D
A las seis de la mañana, las sábanas de la cama ya hacía ya un tiempo que habían perdido el calor de mi cuerpo.
No era mi cama, ni tampoco la tuya... pero éso, tu ya lo sabes.
A las seis de la mañana es pronto para hacer muchas cosas, demasiado pronto para casi todo, incluso para comenzar a echarte de menos.
Así que adopté mi posición preferida, ya sabes, acodándome en la ventana y me dediqué en cuerpo y alma a observar la noche.
Era una noche hermosa aunque no brillase ninguna estrella, o quizá precisamente por ello lo era, ya que su ausencia me permitía fijarme atentamente en otras cosas, como la suave brisa y la intensa oscuridad...
Jugué conmigo y con ella, a distinguir los perfiles familiares en el horizonte... la renovada frondosidad de los árboles frutales, los ángulos de las casas vecinas, y con la complicidad de la noche en la intensa oscuridad.
Oteé el cielo en busca de una rendija por la que pudiera colarse una estrella que me trajese uno de tus suspiros... pero no encontré ninguna. Supe que todavía estaban todas contigo.
Así que seguí bordeando con la mirada todos los horizontes posibles, de un día a las seis de la mañana.
Y así, como quien no quiere la cosa, en medio de toda esa oscuridad tembló una rendija haciéndome un guiño... era un temblor tan ligero, tan leve, que aún seguía siendo todo de un oscuro intenso... pero allí, en aquél pequeño reducto, descubrí una promesa.
Me entretuve observando su forma cambiante y ligera... su levísimo cambio de tonos...
De un intenso negro azabache fue tornándose en un oscuro azul petróleo y de ahí con indolencia fue aupándose hasta alcanzar leves tonos rosados y ... como si ese color fuese algo mágico, la estrecha rendija se fue ampliando y contagiado su color a todo el firmamento.
Todo era tan maravilloso que me dije: "Dios,qué película tan increíble estoy viendo" ... y a partir de ahí, mi mente comenzó a divagar, quizá mecida por la suave brisa que me llevaba hacia la luz.
Me dije:  ..."Y si al nacer nos colocan unas gafas para que veamos la película de la vida en 3D?
Ésa sería una buena explicación, - me contesté. Éso explicaría algunas cosas de mi vida. Tendría mucha lógica todo, como por ejemplo que me habría equivocado de sala de proyección, o que me habrían dado unas gafas equivocadas... ya que nunca parece que estoy viendo lo que todos ven a mi alrededor. Siempre ando perdida en otros horizontes, en otras miradas...
Pero aún seguí un poco más... y me pregunté nuevamente:  - Y que pasará si aún estando en otra película con las mismas gafas que el resto de la humanidad, o estando con otras gafas en la misma película... que pasará si me las quito?
Y supe, que la Vida es tan infinita como la libertad que nos tomemos cada uno para quitarnos las dichosas gafas...
Pero ya habían pasado las seis de la mañana, ya era demasiado tarde para seguir divagando y me fui a preparar un café... quizá fue también entonces cuando comencé a echarte de menos.

Consuelo
Mayo 2012

jueves, 17 de mayo de 2012

AL OTRO LADO DE LA LUNA.


Al otro lado de la luna,
sobre blanquísimos mares de sal y de espuma,
a la luz de otra pequeña luna,
hay una cabaña todavía a oscuras ...
 
 
Me llegaré temprano, antes del alba
para llenarla de flores y miles de pequeñas velas.
 
A lo lejos, alguien dirá "Ohhh... cuantas estrellas
nuevas han nacido esta madrugada"...
 
Me llegaré temprano para encender el fuego
y hacer brasas de mi corazón entero,
amasaré el aire donde vuelan las mariposas
y lo coceré en el sagrado fuego
para hacer el pan que alimentará en tí
la sed de todos mis amores.
 
Y cuando te vea llegar por la lejana senda
que traza la Vía Láctea,
daré cuerda a todas las esferas
para que vibre el firmamento.
 
Me vestiré las tules y las gasas
de mi guardarropa Venus,
y recogeré mi pelo con los anillos de Saturno
para que luego tu sueltes mi melena
y enredes tus dedos en mi pelo ...
 
Bailaremos sobre las olas blancas de la luna,
mientras tus manos inventan caricias
al soltar los lazos que anudan
los pliegues de mis vestuduras
al nacimiento de todas las madrugadas.
 
Consuelo
Mayo 2012
 
 
 
 

miércoles, 16 de mayo de 2012

TODOS LOS MARES DE FUERA.

TODOS LOS MARES DE FUERA

No creo en los capítulos cerrados
del Libro de la Vida,
como historias aprisionadas
entre numeros inamovibles.


No, la vida que devoramos
no son nada más que páginas,
páginas que pasamos
o que otros pasan por nosotros ...
como pasan las olas sobre el mar,
sin cerrarlo, ni marcarlo,
sin alterar su inmensidad ...


Simplemente pasa la ola
dejando siempre un rastro detrás,
pero aunque pase una ola
y otra ola más,
renovando su eterna canción,
nunca se cerrará la mar,
porque nazca otro mar detrás.


Consuelo
Mayo 2012



martes, 15 de mayo de 2012

EL GÉNESIS.




PARA TI, QUE HAS ASUMIDO EN SOLITARIO LA DIFÍCIL TAREA DE SEDUCIR MI ALMA.... Y PARA TODOS VOSOTROS, AMIGOS MIOS.
 
Al principio todo era el Caos.
 
Han pasado tres años desde el día que se instauró en mi vida, haciendo estallar mi mundo, aquella primavera.
 
Quizá el diagnóstico, aquel día de mayo, más grave en la mirada que en los labios de mi ginecólogo, fue la última mecha que haría saltar mi vida por los aires.
 
Todo estalló. Todo se rompió, no por la enfermedad ni por las operaciones consiguientes, sino porque fue el punto final a una vida.
 
Todo, absolutamente todo, debería de morir para que yo pudiese renacer. Fue una bajamar tan devastadora como la que precedió al tsunami que habría de asolar mi vida.
 
Había tanto caos dentro de mí, que el cáncer fue un acontecimiento más, al que ya no podía dar importancia... lo asumí solamente como el punto de partida, como una muerte instantánea , súbita... un cierre necesario, que provocaría la apertura de un nuevo ser.
 
En mi final, en mi vehemente deseo de morir, estaba el principio.
 
Tuve que partir de cero, de la nada, de mucho menos que eso... era como habitar en el Reino de Fantasía y la Nada ya lo hubiera absorbido todo, había venido en mi búsqueda, a por mí... por mi, que estaba totalmente desarmada ...
 
Aquello era el final... y aquello fue el principio.
 
El espectacular momento del Génesis. La creación a partir de la nada ...
 
Todo aquel caos, aquel dolor, fue el estallido que produjo una nueva constelación naciendo en un Universo Nuevo.
 
El milagro de la Vida volvía a producirse, independientemente de mi voluntad... fue un día cualquiera en el que sin propósito me encontré observando la naturaleza, siendo consciente de la belleza que me rodeaba; en ese preciso instante las heridas de mi cuerpo y las más graves todavía de mi alma, comenzaron su sanación.
 
El aguilucho comenzaba a salir del cascarón y aprendió a alisar sus plumas, y muy, muy lentamente comenzó a descubrir sus alas para el Vuelo.
 
Se descorrieron los velos, siguiendo lo que estaba descrito en la Profecía que me había sido designada, y aparecí desnuda, como una esencia de la Evolución, emprendiendo un camino de crecimiento y superación.
 
Y el águila comprendió lo majestuoso de su vuelo.
 
Dejó atrás todos sus miedos y experimentó la dicha del vuelo.
 
Desde lo más alto descubrió que formaba parte de algo tan hermoso y tan bello, de algo tan ilimitado, que supo en su interior que ya no había límites... y se sintió océano, aire y fuego, nube, gaviota, árbol mecido al viento, cometa.... cualquier cosa era posible, incluso.... ser el mas bello ser de la creación, una simple mariposa de colores.
 
Y así era, se hizo mariposa después de haber dejado atrás la crisálida de su vida anterior, como el refugio necesario para la evolución del Ser.
 
Al tiempo que mis alas, amigos nuevos nacieron del Caos. Corazones tan generosos y almas tan puras transformaron mis lágrimas en fabulosos diamantes...
 
Todos vosotros, los que me acompañáis, hacéis que el mundo sea mas hermoso y ligero, hacéis que gire siempre hacia donde yo quiero.
 
Algunos, más que amigos, son trozos de mi misma girando en la órbita de sus vidas.
 
Todos distintos, maravillosos... cada uno como un perfecto complemento mío, como lo pueda ser el espacio que contine al universo.
 
Incluso los desconocidos, aunque éllos lo ignoren, han contribuído y contribuyen al comprometido viaje de mi alma en expansión. Por eso los amo, aunque desconozca sus nombres ahora, aunque ellos ignoren el mío. Por éso siempre serán bienvenidos a mi vida, por eso siempre les sonrío...
 
Desde el Caos ha sido posible que yo pudiera entreveer el maravilloso orden que gobierna el Universo...
 
Pero aún hay más... he descubierto que los sueños tienen consistencia más allá de nuestro entendimiento.
 
Siguiéndolos ciegamente, en contra de toda opinión, he descubierto mi propio Reino de Fantasía, y todo porque un domador , en vez de elefantes, prefirió mariposas ...
 
En mi pequeño asteroide, un mago ha domesticado un águila y le ha dado la posibilidad de ser ave y de ser mariposa... al mismo tiempo.
 
Ahora navego entre las alas de la pasión y de la ternura, siguiendo los surcos que ha sembrado el Amor.
 
Y quisiera compartir mi dicha con vosotros, haceros partícipes de la ternura que inunda mi vida...
 
Amad la Vida con Pasión. Ella es generosa y se os entregará sin reservas.
 
Y por lo que más queráis, no dejeis de soñar... seguid siempre los sueños volando con el corazón.
 
Consuelo.
Donde siempre es primavera.

lunes, 14 de mayo de 2012

ESCONDIENDO VERSOS.


ESCONDIENDO VERSOS.
Deja que escriba mis poemas sobre tu espalda,
cuando tú duermes y a mi me alcanza la madrugada.
En las posadas de los pueblos perdidos, déjame escribirlos
con mi viejo lapicero, en el mantel blanco de papel
sobre el que nos sirven el pan y escancian el vino
en vasos de grueso vidrio,
mientras la abuela de la casa nos retiene
entre sus pupilas verdes, veladas por el tiempo.
Déjame trazarlos con indolente elegancia,
usando los invisibles trazos de un tenedor de plata,
sobre un mantel de lino, bajo las luces y los brillos
de una cristalería de Bohemia,
en esos restaurantes a los que a veces nos acercamos.
Escribirlos sobre los programas emblemáticos de la ópera
o del teatro, o en los blancos carismáticos del ballet clásico ...
aunque a mi, de verdad me guste hacerlo al vuelo
en servilletas de papel o en el borde de los diarios
leídos donde tomo yo el café.
Déjame escribirlos sobre el río que me bordea
o contra el sol, haciéndole sombra con mis dedos,
y sobre la acera dibujarlos con mis pasos
cuando camino despacio hacia mis horas de trabajo.
Escribirlos sobre las paredes luminosas y brillantes
de mi baño, o en la mampara, al trasluz del vaho
cuando me ducho largamente y el agua se despeña
por mi frente, en caudales rumorosos de palabras en tropeles.
Déjame esconderlos en la ancha planicie de tu pecho
cuando me abrazas y me apartas de este mundo tan veloz,
para acaparar los instantes y beberlos de mis sienes.
Cuando no me mires, déjame esconderlos entre los pliegues de una estrella
para que encontrarlos sea un juego entre tú, Eros, la luna y yo.
Déjame escribirlos haciendo estelas en los mares,
camuflarlos entre tus pestañas o esconderlos por las veredas y las jaras,
entre el musgo y los pájaros de los lentos caminos que te llevan
hacia las fuentes donde bebe la primavera.
Consuelo
Mayo 2012




domingo, 13 de mayo de 2012

BEBIENDO SUEÑOS.



El hombre, como quien bebe agua, bebe sueños

(Alvaro Cunqueiro)

 

Te haré de agua, te beberé a sorbos ...
y serás mis sueños .
También yo me haré de agua para ser el sueño
que en tu boca, calme todas tus sedes...

Y seremos rumor de olas,
y vientre de nubes.
Para regar los campos, las tierras secas
poblándolas de sueños
y de peces de colores.
Consuelo
Mayo 2012

sábado, 12 de mayo de 2012

MIEDOS.




Tengo miedo de los alfileres
que fijan mariposas bajo un vidrio,
sobre terciopelos de colores.

Miedo de las arañas, por sus telas
que todo lo aprisionan, lo envuelven
y lo enredan.

Miedo también de las luces de neones,
ésas que hipnotizan a las libélulas
y las confunden en sus vuelos.

Miedo de las linternas que se igualan
con las luces de las luciérnagas
y las velan en su danza
de verdes mundos voladores.

Miedo de los barrotes de una jaula hermosa,
pérfida y blanca que se asemeje a un nido,
pero que aleje todos los árboles
de los jilgueros y los mirlos.

Miedo de las lupas, de los microscopios
que son como escalpelos que todo lo diseccionan
y lo reducen a unidades simples, clasificables.

Tengo miedo de las etiquetas adhesivas, permanentes
que desnudan de su magia a los objetos
y desvelan sus misterios....

Miedo de los cajones cerrados, receptores
de secretos que un día fueron amores
y hoy yacen olvidados y en polvo transformados.

Miedo de que me abraces y te hagas
araña, alfiler, escalpelo o jaula
de todos mis amores.

Consuelo 
Mayo 2012



jueves, 10 de mayo de 2012



SIEMPRE DE LA MISMA MANERA ...

Quebrad mi cuerpo si alguna vez me veis
como espejo de grises sobre grises.
Romped mi alma si alguna vez
soy como una ola repetida de otra ola.
Dadme la espalda si no me encontráis
con las raíces entre las aguas
floreciendo serena como lo hace el loto.
Dejadme a un lado si sentís
que quiero siempre igual,
siempre de la misma manera.
Buscadme siendo ola solitaria
o faro indómito frente al mar,
cobijando vientos y claros de luna
entre los haces de mi vientre.
Hacedme una caricia lenta muy sentida
cuando me descubráis como una loba
que merodea lejos y ya no vive en la manada.
Dejadme amar a trozos, a jirones,
a ratos escondidos,
amar a plazos o por un día entero
con la pasión de los pleamares.
Quebradme si alguna vez
soy reloj de cuerda,
y no el segundo que lo puebla.
Consuelo
Mayo 2012

miércoles, 9 de mayo de 2012

EL CAMINO DEL NORTE.

 

 

 

EL CAMINO DEL NORTE.

He regresado del Camino...

He vuelto, intermitente, como la luz del faro, como la de la luna... intermitente como las aguas que inundan los cauces de los ríos, como las olas...

Aquí estoy, mucho más rica, en experiencias, en historias...

Me he traído miradas ajenas guardadas en la mochila, sonrisas llanas, espontáneas...

Me acompañan ahora manos amigas, protectoras... que saben dar y que saben pedir, manejando un equilibrio perfecto.

Vengo poblada de silencios impregnados de cantos de cigarras, de grillos, de miles de pájaros ejecutando gratuitos conciertos.

Y mi piel ahora es verde y tostada como la hierba fresca y jugosa. Mi talle, suave como los collados que permiten el paso de un cerro a otro cerro.

Mis pechos semejan lomas y mi vientre una lenta vaguada hacia la tierra prometida.

He regresado, intermitente, como el baile del viento entre los árboles.

Como el sonido de las pisadas, el perfil de las huellas sobre el barro...

Como el eco de las palabras, como la fragancia de los bosques...

Intermitente... como la presencia de la luna... de la luz del día y el refugio de la noche...

He regresado a medias... porque algo de mi alma se ha quedado sentada al borde del Camino, como un murmullo entre las piedras, como brote permanente de hojas en los árboles, como vuelo de pájaros, vagabundeando con los perros sin correas...

Algo de mi se ha quedado por el aire, por las cumbres... por las olas.

Algo de mi, acurrucado,  por tu alma...
Consuelo
Mayo, 2012

martes, 1 de mayo de 2012

SÁBANAS BLANCAS Y ALMOHADAS AZULES.



SABANAS BLANCAS Y ALMOHADAS AZULES


Esta noche me gustaría soltar amarras,
y navegar por tu espalda
rompiendo las olas que llevas talladas.

Esta noche te ofrezco mis playas,
mis dunas de arena
y tesoros ocultos bajo las aguas.

Luces azules y cascadas marinas
donde nadie se llega
porque están muy al borde
de las zonas prohibidas,
donde nadie se atreve
a cruzar la línea sagrada,
ésa que callan profecias antíguas.

Esta noche te recogerá la luna
para que puedas nadarme
y vendrán las estrellas contigo
para prender mis aguas azules
y hacerte camino
a mis mares divinos,
a mis pechos de agua
y a mi vientre de arena.


Llegarás esta noche,
para naufragar conmigo,
en el océano de mi cama
de sábanas blancas
y almohadas azules. 

Consuelo
Mayo, 2012