Follow by Email

miércoles, 7 de agosto de 2013

LA CHARCA INFINITA



Cuando nací me dijeron:
Esta es tu charca
y tu una rana 


Y siempre fui rana
chapoteando en el agua.

Pero un día
me enamoré de la luna
y salté a la rama
más alta del árbol.

Desde entonces he aprendido
que si dejo de mover el agua
mi charca húmeda
puede ser un 
campo de flores
o un cielo llenito
de soles y estrellas
donde se acuna mi amor 
la luna lunera

Consuelo
Agosto 2013