Follow by Email

sábado, 30 de junio de 2012

MANU


El tiempo se ha cumplido
siguiendo los designios de la última profecía.
He peregrinado a través de todos los universos
he probado todas las formas de vida.
He sido pasada por el fuego y la fragua
para moldear mi destino.
He pagado el precio exacto
de mi sangre, de mi alma,
y de mi único deseo.
TU
Mi Palabra Prometida.

Consuelo
Junio 2012

jueves, 28 de junio de 2012

EVA HOY



  Intensamente.

Te respiro
intensamente,

entre la ternura
y la lujuria.

Consuelo
Junio 2012

martes, 26 de junio de 2012

DIMELO




Amanecí esta madrugada
muy al borde de tus labios,
cuando dibujabas lunas en mi frente
con el afilado inicio de tu lengua.

Pronunciaste mi nombre
y fui todas las palabras.

El único verso que te salva.

Consuelo
Junio 2012

lunes, 25 de junio de 2012

ALEVOSÍAS.




He navegado en los mares de la noche
para llegar, alevosamente, a tu costado.

Y he jugado con tus labios inventados,
a recorrerlos primero con mis dedos,
desde las incipientes comisuras, 
siguiendo luego todo el borde perfilado
con las palabras secretas
con las que aún no me has nombrado.

Y me acerqué mucho, suavemente, 
para hacerlos temblar
con el aire de mi aliento
y entre sus pliegues somnolientos
escondí alguno de mis secretos más oscuros.

Alevosamente, dormías.

Y los recorrí despacio con mis labios,
demorándome en todos tus verbos
y luego suavemente, con mi lengua
escribí sobre ellos el argumento
de nuestra historia interminable.

Y tu dormías. Alevosamente.

Alevosamente los rocé con el borde
de mi lengua, humedeciendo tus preguntas,
para borrar la distancia eterna que nos separa.

Y tu dormías.

Alevosamente, muy alevosamente,
deposité un pezón entre tus labios
y entonces supe, que tu ya me conocías.

Consuelo
Junio 2012

ME HAS PUESTO A PRUEBA.




He ido a ti con todos mis miedos,


Sabía que no sería nada fácil estar frente a ti, sola.


Desde siempre me has manipulado... me sobrecogías tanto, que únicamente podía evitarte. Quizá por ello fuera mujer de agua...

Pero como las estaciones maduran la fruta, así me ha madurado el tiempo. Y llegó el momento en que supe que tenía que entregarme.

Y fui hacia ti. Con todos mis miedos latiendo, pero al mismo tiempo, debajo de todos ellos, llevaba mi amor intacto.

Pero tu no me aceptaste por las buenas, me lo exigiste todo a cambio de tu amor.

Me hiciste temblar como nadie lo había conseguido, me hiciste dudar y me hiciste crecer en momentos, lo que no había crecido hasta ahora. Me maduraste a medida que me iba acercando a ti, porque me querías plena.
Querías mi corazón expectante de niña y mi pasión de mujer madura.

Te hiciste con todo mi sudor, mis latidos, mi respiración agitada y entrecortada... me abrazaste y lamiste mi piel.
La abriste suavemente para probar el sabor de mi sangre... y secaste mis heridas.

Si,lo has hecho. Antes de darme todo tu amor me has puesto a prueba, exigiendo lo mejor de mi... y te lo he dado todo.

A cambio me hiciste sufrir, exigiendo más y más... hasta que de mi no quedaba nada que no fuera la pasión que estaba sintiendo por ti.

Fue entonces cuando te abriste a mi, cuando me hiciste comprender que siempre habías estado esperándome , y me diste un placer inmenso... un placer que absorbió mi cuerpo, y más allá de mi cuerpo lo absorbieron mis cinco sentidos. Mi alma.
Y la hiciste tuya.

Colmaste mi vida... y ahora yo te pido más.

Volveré a sembrarme por tu piel de piedra, por tus altas cimas. Por tu corazón solitario, por tus venas azules de agua.
Y te llenaré de poemas.

Volveré a ti.
A ti, que eres todas las montañas.

Consuelo
Junio 2012

viernes, 22 de junio de 2012

HAGAMOS ALGO ...





Hagamos algo. Ahora que el viento ya se aleja improvisando. (Fernando)



   Si, hagamos algo... algo como dibujar nuestros labios en el lago, con el trazo primero de las lluvias de enero. O bailar descalzos bajo la niebla de la luna, mirarnos como si no nos conociésemos y tus manos aún no supiesen el lento recorrido que les espera.

   Podríamos sembrar colores en los vientos para hacer nidos con ellos, y situarlos en los sitios más altos del planeta, para escondernos huyendo de la gente que nos mira.

   Quizá vestirnos con la brisa de lo urgente, retumbando como truenos nuestros latidos.

   O dejar de ser tu y de ser yo a toda costa. Dejar de vernos como dos desconocidos.

   Abriremos las puertas que no llevan a ninguna parte, para encontrarnos sin remedio, sin esperanza de evitar cualquier naufragio en los sentidos.

   Hagamos algo nuevo, como piratear la luna y bajárnosla de almohada, o encender caminos bordeándolos de estrellas.

   Hagamos nubes para estrenar nuestros paraguas de destiempos. Capitanearemos la nave del sol para estallar en madrugadas nunca imaginadas.

   Hagamos algo distinto, como mirar relojes que no contengan el tiempo o navegar sobre mares de palabras que nos envenenan si no las conjugamos a medias.

   Descifremos los versos represados en el brillo de nuestras miradas.

   Hagamos algo nuevo, como reconocernos, como encontrarnos, nosotros que somos los eternos perdidos, los amantes desencontrados.

   Hagamos algo que no sea rutinario, como amordazarme con un pañuelo de seda, y enlazarme a la cama con las medias de mi  liguero. Aventurar caricias hechas con plumas suaves, de tacto evanescente y marcar caminos de absenta y hielo por el surco que marcan nuestras venas.

  Si, hagamos algo distinto como encender hogueras perfumadas con sándalo en lo alto de los campanarios de las viejas iglesias en pueblos abandonados y crear un nuevo camino que recorrerán algún día los peregrinos que busquen repetir nuestra hazaña.

   Hagamos de la historia un axioma, y de la vida un teorema dibujado en una pizarra... 

   Si hagamos algo que nos recuerde que todavía estamos despiertos y hay vida en nuestros corazones.

Consuelo
Junio 2012

miércoles, 20 de junio de 2012

ANUNCIOS POR PALABRAS. SECCION DE CONTACTOS



Abro el diario por la única página que leo.
Busco el anuncio por palabras que he publicado
en la sección de contactos.
Nadie ha contestado.
Miro atentamente por si me he saltado el orden de las palabras,
por si se han escapado algunas
cuando lo insertaban en la página,
pero todo está en su sitio exacto
y entonces es cuando no entiendo lo que ocurre.
No pido cosas imposibles,
como un trabajo estable y bien pagado
o un coche fabuloso de segunda mano
a un precio razonable.
Mi anuncio solo busca manos
que me ardan por la cara
escribiendo los versos
que devoran mis entrañas.
Busca unos dedos que dibujen las caricias
que desde siempre aletean en mi rostro,
que sigan las comisuras de mis labios
y sus pérfidos contornos.
Unas manos que se deslicen con avaricia
por las fronteras de mi cuello
hacia donde el escote esconde mis senos.
Unas manos que se enreden en mi ropa,
en mi pelo, en mis dedos
y en los sitios que no se nombran...
Unas manos sin pasado, sin relojes, sin sonidos.
Unos trazos muy precisos trazados
con las uñas suavemente 
por las fronteras que circundan mis caderas.
Busco unas manos vacías
que pidan llenarse con lo mismo que las mías.
Consuelo
Junio 2012


NICOLAS



El pesacador está distraído
pensando en explicarte lo que es poesía.

Yo lo miro, divertida, desde la orilla
y decido que si me quiere pescar
hoy será el día más apropiado.

El pescador me quiere pescar
porque no soy un pececito vulgar.
Le gusta mi vientre anaranjado
que reluce como el oro
entre la espuma del mar.
Y le gustan mis ojos plateados
llenos de pintitas de colores.

Hoy, decido, me pescará durante unas horas
para que pueda yo jugar contigo al fútbol,
y con Claudia, con Jorge y con Pablo.
Luego haremos puzzles de mundos multicolores
y leeremos cuentos que hablen 
de Bob Esponja y sus amigos nadadores.

Después de merendar me traerás de nuevo al mar
porque lo necesito para vivir.
Y cuando cumplas un año más
y llegues a 7 me volverás a buscar
para soplar las velas con tus amigos
y leer poesía contigo.

Consuelo
Junio 2012

lunes, 18 de junio de 2012

NAUFRAGIO



Una lágrima después,
solo una,
después del llanto,
el mundo había naufragado.


Consuelo
Junio 2012

domingo, 17 de junio de 2012

6 A.M.




6 A.M.

He tenido que ahuyentar la madrugada
y he alimentado, esta noche,
la pasión que me devora
con mis padres
 y mi cuerpo,
con mis hermanos
y mi lecho
con todos mis amigos.

Todo lo he incinerado en la hoguera
que crepita en las fauces
de este dragón que me aprisiona.

Ya no hay nada antes de ti
y de mi ya no queda nada.

Soy todas las mujeres que te amaron
que te amé,
desde que se principió el tiempo,
antes de que se escribiera la historia.

Consuelo
Junio 2012

sábado, 16 de junio de 2012

El BREVE ESPACIO EN QUE NO ESTÁS.





No puedo olvidar la vieja costumbre de quererte
ni puedo llenar el breve espacio en que no estás.

Me persigue este hueco
como un gigantesco cíclope
de ojo inagotable, enfurecido,
que viene a alimentarse con las palabras
de los versos que te escribo.

El breve espacio sin tus besos
es como un tiránico amo
que me azota con su látigo
y despierta mis deseos más oscuros,
mis instintos más primarios.

Aún te amo.

Consuelo
Junio 2012

viernes, 15 de junio de 2012

Y FUI OCÉANO.







Mares de hierba treparon por mi cuerpo desnudo de tiempo.

Mareas de algas y de estrellas se enredaron en mis cabellos.

Y azules caracolas se anclaron sobre mi vientre.

Sosegadas, las gaviotas dibujaron sus vuelos en mi mirada
y tus manos fueron recogiendo mis palabras en tus redes.

En un lecho de cálidas arenas
fuiste recostando mi espalda
y lentos remolinos de tu aliento
esculpieron mis senos, mi rostro y mi cuello.

Tus manos encendieron mi deseo
revoloteando de mis palabras a tus sueños
y trajeron enroscadas, de su vuelo,
fragmentos de escarcha  y de madreselva,
sobre blancos jirones de niebla.

Gimiendo suave, tus dedos sembraron
las veredas de mi cuerpo,
detenido entre un sueño y un latido,
entre un tiempo y tus suspiros.

Tus manos, libres ya de mi deseo,
volaron como gaviotas, sobre mi cuerpo
dolorido por la espera
y fueron despertando ecos
de mundos submarinos en lejanos planetas
azulados y en alguna que otra estrella
de suave luz dorada,
adormecidos en oscuros cielos olvidados.

Así me fuiste transformando
en espuma blanca sobre la arena.

Tu te transformaste en ola y
al fin me poseíste,
para llevarme a cabalgar contigo
sobre las aguas verdes de tu mirada.

Consuelo
Junio 2012

jueves, 14 de junio de 2012

Y QUE HAGO AHORA?






En algún momento cerraste tus ojos,
amurallaste tu alma
y sellaste tu boca,
temiendo que mis palabras
te entraran y te anidaran.

Te cerraste del todo
sabiendo que guardabas mi alma,
dentro, muy dentro
ardiendo en tu hoguera.

¿Y que hago yo ahora con ellas?
si todas las palabras están afuera
y no puedo cuidarlas.

¿Y que hago ahora conmigo?
si desde tan adentro,
donde me has guardado
 devorando tu fuego,
no puedo decir
nada ...
nada de lo que yo siento.

Consuelo
Jumio 2012

miércoles, 13 de junio de 2012

TRISTEZA



Que triste el silencio
desde que tu no estás,
desde que tu te has ido.

Ya no galopa el viento
ni baten las olas,
y se han ido contigo
los pájaros, sujetando
tu sombra
que ya no me nombra.

Ya no ladran los perros
ni sale la luna,
ni cantan los grillos
ni susurran las hojas
temiendo que yo 
olvide tu nombre.

Que triste está todo
si tu no me brillas,
ni me cantas,
ni me acaricias.

Que triste 
estar sin otro latido,
sin otra mirada
sintiendo lo que yo miro,
que tristes mis versos
sin besar tu boca.

Consuelo
Junio 2012

lunes, 11 de junio de 2012

QUIERO UNA PAGINA 112


  ...    Pero esta vez no puedo esperar sufriendo por algo que no es real... no puedo poner disculpas a los momentos eternos de silencio, porque es un silencio demasiado profundo, demasiado unilateral...

     Esta vez me he mirado al espejo, no me quiero engañar. Tengo que aceptar que no me amas o al menos no como yo necesito. Algo sé que me quieres, has compartido tu vida conmigo y me has ofrecido tu amistad generosamente...  volveré a recuperar ese estatus. Solo que ... necesito un poco de tiempo.

     Pondré mi corazón en cuarentena, un poco de aire boca a boca y cuando lo sienta un poco menos frágil lo volveré a guardar en un tarro de cristal, envuelto en las palabras que quiero oír todos los días de mi vida, en una alacena alta, donde se guardan los amores difíciles.

    Porque el mío es uno difícil de contentar.

   Me alimento de palabras, no necesito ni la carne ni el pescado... quiero palabras de amor todos los días de mi vida. Quiero oírlas y leerlas en la mirada de mi compañero. Quiero que se muera por besarme todos los momentos del día, que me abrace de improviso, que se salte todas las normas y me muerda los labios en mitad de la calle, que me mire con veneración, con respeto y con admiración.
   Quiero que esté a mi lado cuando me caen las lágrimas aunque yo diga que no es nada, solo el aire que me ha metido algo en un ojo, que me abrace fuerte por las noches para que no me pueda escapar, que me trocee la fruta y me compre tabaco, que me llame para saber simplemente si estoy sonriendo, nada más. 

   No necesito largas conversaciones, ni regalos... solo sentir su presencia en mi vida, compartiendo lo hermoso de cada mañana, leer a medias en voz alta los poemas que nos gustan, escuchar música, salir de viaje sin planearlo antes... quiero que me cante bajito y que silbe caminando a mi lado. 

   Quiero también que respete mis silencios, pero que lo haga de forma que sean silencios compartidos. Quiero echarlo de menos y poder alejarme de él para sentir la necesidad imperiosa de poder volver a su lado y descubrirlo nuevamente, cada día. 

  Quiero paz, alegría y ternura.

 Quiero que me lleve a la cima más alta en la cama, y se que está muy muy alta, que no es fácil llegar... pero no me conformo con menos. Quiero morirme de placer en sus manos y que él sienta lo mismo cuando yo lo acaricie...

  

La página 113 ... todavía es un misterio.
Mañana me levantaré temprano, cuando despunte la aurora,  para comenzar su lectura.

Consuelo
Junio 2012

http://youtu.be/ts_Ao7xnJMo
Fragmento de la película de W.Allen.

domingo, 10 de junio de 2012

En algún lugar al que nunca he viajado ...



En algún lugar al que nunca he viajado


En algún lugar al que núnca he viajado,
felizmente más allá de toda experiencia
tus ojos tiene su silencio:
en tu gesto más frágil hay cosas que me rodean
o que no puedo tocar porque están demasiado cerca.

Con solo mirarme, me liberas.
aunque yo me haya cerrado como un puño,
siempre abres, pétalo tras pétalo mi ser,
como la primavera abre con un toque diestro
y misterioso su primera rosa.

O si deseas cerrarme, yo y
mi vida nos cerraremos muy bella, súbitamente,
como cuando el corazón de esta flor imagina
la nieve cayendo cuidadosamnete por doquier.

Nada que hayamos de percibir en este mundo iguala
la fuerza de tu intensa fragilidad, cuya textura
me somete con el color de sus campos,
retornando a la muerte y la eternidad en cada respiro.


Ignoro tu destreza para cerrar y abrir
pero, cierto es que algo me dice
que la voz de tus ojos es más profunda que todas las rosas...
nadie, ni siquiera la lluvia tiene manos tan pequeñas.

E.E.Cummings





sábado, 9 de junio de 2012

CUENTAME UN CUENTO.


La distancia que nos une me deshace en arena...

Consuelo, está linda la mar,
y el viento
lleva esencia sutil de azahar;
yo siento
en el alma una alondra cantar:
tu acento.
Consuelo, te voy a contar
un cuento.

Éste era un rey que tenía
un palacio de diamantes,
una tienda hecha del día
y un rebaño de elefantes,

un kiosko de malaquita,
un gran manto de tisú,
y una gentil princesita,
tan bonita,
Consuelo,
tan bonita como tú.

Una tarde la princesa
vió una estrella aparecer;
la princesa era traviesa
y la quiso ir a coger.

La quería para hacerla
decorar un prendedor,
con un verso y una perla,
y una pluma y una flor.

Las princesas primorosas
se parecen mucho a ti:
cortan lirios, cortan rosas,
cortan astros. Son así.

Pues se fué la niña bella,
bajo el cielo y sobre el mar,
a cortar la blanca estrella
que la hacía suspirar.

Y siguió camino arriba,
por la luna y más allá;
mas lo malo es que ella iba
sin permiso del papá.

Cuando estuvo ya de vuelta
de los parques del Señor,
se miraba toda envuelta
en un dulce resplandor.

Y el rey dijo: "¿Qué te has hecho?
Te he buscado y no te hallé;
y ¿qué tienes en el pecho,
que encendido se te ve?"

La princesa no mentía.
Y así, dijo la verdad:
"Fuí a cortar la estrella mía
a la azul inmensidad."

Y el rey clama: "¿No te he dicho
que el azul no hay que tocar?
¡Qué locura! ¡Qué capricho!
El Señor se va a enojar."

Y dice ella: "No hubo intento;
yo me fuí no sé por qué;
por las olas y en el viento
fuí a la estrella y la corté."

Y el papá dice enojado:
"Un castigo has de tener:
vuelve al cielo, y lo robado
vas ahora a devolver."

La princesa se entristece
por su dulce flor de luz,
cuando entonces aparece
sonriendo el Buen Jesús.

Y así dice: "En mis campiñas
esa rosa le ofrecí:
son mis flores de las niñas
que al soñar piensan en mí."

Viste el rey ropas brillantes,
y luego hace desfilar
cuatrocientos elefantes
a la orilla de la mar.

La princesita está bella,
pues ya tiene el prendedor
en que lucen, con la estrella,
verso, perla, pluma y flor.

Consuelo está linda la mar,
y el viento
lleva esencia sutil de azahar:
tu aliento.

Ya que lejos de mí vas a estar,
guarda, niña, un gentil pensamiento
al que un día te quiso contar
un cuento. 



Tomaste los versos de Rubén Darío,  para regalarme un cuento... 
Ya es de noche, se acerca la hora.
Ya te espero...

viernes, 8 de junio de 2012

ENTRE TU Y YO

Ya te buscaba, aunque estuviera en lados equivocados...


Me gusta tomar consciencia de este momento,
sentir toda la geografía de mi cuerpo hasta fundirme,
ir borrando mis espacios y mis tiempos, hasta diluirme...

Me voy desnudando de esta piel que me limita,
de las sonrosadas montañas que se elevan,
de los profundos y húmedos valles,
de mis cauces, que palpitan.

Voy dejando atrás mis huesos,
mis tierras, tus lechos,
mis ideas, mis estrellas,
mis dudas y tus huellas.

Me voy transmutando en aire fresco,
para entrarte luego, muy adentro, y darte vida,
para fluir en tí, que adormecido me tomas, y
seguir así, aún más allá de tí,
por tu dentro y por tu fuera.

Y te acaricio levemente,
para que silbes felíz, cuando despiertes,
y me aspires  y me huelas, y me dejes libre
nuevamente.

Y me gusta borrarme de ser aire que te acaricia
para transformarme de nuevo,
y ser ahora distancia sola,
para que así me recorras lentamente,
todo el tiempo.

Estaré entre tu mirada y cada estrella,
entre tu y el mar o las montañas, que te rodean.

Seré el espacio entre tus labios,
y así sin darte cuenta,
me besas y me acaricias,
continuamente,
con tus manos, tus labios, tu mirada,
tu deseo ...

Y dentro de ti, habito todos los silencios,
que me nombran.

Estoy entre tu sangre, tus ansias, tu tiempo,
habitando todo lo que tu eres y no eres.

Y aún más, ... me gusta deshacerme nuevamente,
vaciarme de ser aire o distancia,
y transformarme ...

Sentir que soy únicamente,
el amor con que tú me amas.

Consuelo
Marzo 2010




jueves, 7 de junio de 2012

DE TUS MANOS A MIS CADERAS.










De tus manos a mis caderas hay un largo viaje ...


No habrá quien las talle...


No sabes como me duele la noche,

que te mantiene distante, alejado,

de tu obra de arte.

Consuelo

Junio 2012


martes, 5 de junio de 2012

LO QUE YO SÉ.


Sé que llevas muchas lunas
cabalgando sobre tu espalda,
que las has ido recolectando, 
en cualquier noche,
en todas las montañas ...
mientras esperabas mi llegada.

Sé que tu camino fue largo,
demasiado largo,
espoleado por la soledad de tu alma.

Sé que le hablaste de mí
a las nubes
y que me escribías cartas de amor
sobre la piel de la luna.

Sé que has tenido una fe
inquebrantable
en tus sueños más alocados,
que te abrazaste a lo imposible
y que de ello hacías tu credo,
cada día.

Y sé que llorabas a escondidas
de las estrellas que yo miraba,
mientras buscaba tu ausencia
en camas equivocadas.

Sé también... que ahora sonríes,
porque ya te hablan los sueños
en las más extrañas melodías.

Consuelo
Junio 2012

domingo, 3 de junio de 2012

VOLVERÉ POR ELLOS.


Estuve cerca,
muy cerca ...

Estuve casi al borde
de tus labios,
pero no tenías palabras
para nombrarme

y me fui
sin recorrerlos.

Consuelo
Junio 2012