Follow by Email

lunes, 31 de diciembre de 2012

12 CAMPANADAS

































Final de año


Ni el pormenor simbólico
de reemplazar un tres por un dos
ni esa metáfora baldía
que convoca un lapso que muere y otro que surge
ni el cumplimiento de un proceso astronómico
aturden y socavan
la altiplanicie de esta noche
y nos obligan a esperar
las doce irreparables campanadas.
La causa verdadera
es la sospecha general y borrosa
del enigma del Tiempo;
es el asombro ante el milagro
de que a despecho de infinitos azares,
de que a despecho de que somos
las gotas del río de Heráclito,
perdure algo en nosotros:
inmóvil.


Jorge Luis Borges
Fervor de Buenos Aires (1923) 

sábado, 29 de diciembre de 2012

EL ULTIMO ALGORITMO





Al contraluz de la última luna,
cuando en todo el espacio reinaba la oscuridad
y solo nosotros portábamos la luz,
recorriste mi piel de fuego
con tus labios bautismales.

 Palpitaba en ellos
mi laberíntico nombre
y lo fueron escribiendo
por el revés del fuego de mi piel.

Donde mi cuerpo sería equinoccio
en una perfecta geografía secreta,
guardaste tu nombre sagrado
como un último algoritmo
con sabor a besos de cielo.

Consuelo
Diciembre 2012


martes, 25 de diciembre de 2012

CANICAS




Me duele.
Secuelas...

Estoy quieta en mi sillón preferido junto a la ventana... todo es silencio y me dedico a pensar.
Me duele.
Y siento mi pequeño sillón como un regazo. Cálido, envolvente...
Podría llamar a mamá, esconderme en su regazo... pero eso realmente no me beneficiaría, no podría traspasarle el dolor ni quedarme tranquila sabiendo de su preocupación.
Podría llamar a mis hijos. Sus mimos, sus atenciones mitigarían mi dolor, pero no lo borrarían, y yo no podría quedarme tranquila sabiendo de su amor, utilizándolo como un cajón donde amontonar mi preocupación.
No, prefiero llamarlos y sentir su alegría, con ella crecen, se expanden, si yo los llamo para doblegarlos bajo lo que siento impediría su crecimiento. Ellos deben responsabilizarse de sus dolores, no de los míos. Crecerán con los suyos.
Así que cuantifico.
Bastante.
Aha... al decir bastante he cubicado un espacio que podría ser infinito. Ahora ya no lo es tanto... es perfectamente medible... tanto que ya puedo situar este dolor tan tonto frente a mi, y lo miro directamente... está dejando de ser un dolor para convertirse en una sensación definida con la que puedo experimentar...
Al mismo tiempo que es "mi" dolor puedo separarlo de mi. Darle entidad propia. Se lo merece. Es suficiente como para eso, pero no se ha esforzado tanto como para regalarle todo mi cuerpo, toda mi mente, todas mis preocupaciones...
Lo sigo enfocando... juego con él, intento tocarlo con un dedo imaginario y se retrae, se considera demasiado importante como para ser objeto de juegos... 
Aha... he encontrado su punto débil!
Lo cubico nuevamente para que no intente escabullirse y juego a perseguirlo... mis dedos imaginarios lo buscan y se va retrayendo una y otra vez sin darse cuenta que entre tanto ir y venir está perdiendo toda su inmensidad, toda su importancia... es tan manipulable, tan egocéntrico que me hace sonreír.
No se imagina ni por lo más remoto mis artimañas.
Lo sigo haciendo rodar y rodar, y mi sonrisa es cada vez más y más amplia. Esto consigue enfurecerlo, no está dispuesto a perder terreno y sigue girando sobre si mismo sin ver nada más... 
El juego prosigue, y ya me río abiertamente... se ha hecho tan chiquito, tan manipulable en mis manos, que ya no es más que una canica.
Así que la cojo y me la meto en el bolsillo mientras digo... aha! ahora lo voy a escribir y será una palabra simple y llana, ya no es dolor, es canica!

Consuelo
Diciembre 2012


domingo, 23 de diciembre de 2012

EL LENGUAJE DE LA PIEL










Cuando mi piel se vuelve circunstancia
y merodea sobre el enigma 
circunscrito en la noche,
abandono la manada
y me voy a aullar las madrugadas,
bajo la luz de las estrellas
que te guardan.

Quisiera hacerme viento
y alcanzarte,
enroscarme bajo la caricia
lenta de tus manos,
cerrar los ojos,
suspirarte,
y comenzar el recorrido cierto
del universo dibujado por mis dedos
sobre tu piel 
que murmura a besos el único nombre
que me nombra.

Diciembre 2012
Consuelo.

viernes, 21 de diciembre de 2012

2013



QUERIDO 2013, ESTE AÑO TE PIDO ...

El desasosiego necesario para que nos incomoden los abrazos guardados, sin entregar y las sonrisas que hemos dejado de compartir, el necesario para que nos impida soportar las rutinas que nos adocenan y merman nuestra libertad de pensamiento.

El desasosiego justo para que ninguno de nosotros pueda conciliar el sueño habiendo silenciado una palabra de perdón que aguarda ser pronunciada y escuchada.

Y por último el desasosiego suficiente para que nuestro espíritu necesite seguir vigilante en busca de la Verdad y del verdadero entendimiento.

Y el resto de los segundos que quedan por completar, por favor, tráelos llenos de amor y felicidad. Para todos nosotros por igual.

Te espero.


21 12 2012
Consuelo

domingo, 16 de diciembre de 2012

MAREJADA











Me recorre la noche
con sus delgadas patas de araña
en sentido inverso
al nacimiento de mi piel.

Tirita de frío mi alma
sobre este embravecido lecho de agua
sin recordar el conjuro
que amansa esta nocturna marejada.

Tengo frío y me escondo
en el beso profundo de tu boca
cuando me nombra.

Consuelo
Diciembre 2012

domingo, 9 de diciembre de 2012

CONFIESO QUE HE VIVIDO...


























Se ha cumplido la promesa del atardecer y ha llegado la noche, una vez más...

Con la frente pegada en el cristal de mi dormitorio la veo llegar, como un maravilloso misterio.

Y pienso con lentitud mientras la siento ...

He pasado ampliamente el ecuador de mi vida y puedo, al llegar la noche, echar un vistazo y examinar lo vivido.

Puedo hacerlo manteniendo la respiración tranquila, es cierto que he hecho sufrir a quienes más quería, pero he pagado mi precio por ello, y hoy ya puedo constatar que no sufren, que han aceptado los pasos que mi vida exigía para ser plenamente vivida.

Los amo intensamente, y me aman.

Puedo mirar la noche con ternura, recorro con la vista mi dormitorio, mi casa y mi vida... y me siento en paz. Podría morirme esta noche porque tengo las cuentas hechas al día... no voy dejando ninguna palabra para mañana, ningún beso guardado, ningún abrazo escondido ...

Es cierto que me quedarían muchas cosas por hacer, muchos sitios que conocer, muchas personas que podrían llegar a mi vida... pero todo son suposiciones, los podría ya no cuentan...

Amar cada día, vivirlo pensando que quizá sea el último... poder enfrentar mi atenta mirada con paz en el espejo sin pensar en mañana... son actitudes ya diarias.

Ningún lamento debería acompañar mi marcha, porque lo vivido ha sido intenso, sigue siendo intenso. Pero es una intensidad momento a momento, llenando todo el espacio, sin dejar nada pendiente ... es como cerrar todos los círculos sabiendo que no habrá oportunidad de volver sobre mis pasos para corregir trazos dados en falso. 

No son círculos perfectos, es cierto; son líneas que conllevan errores, podrían ser finísimas lineas hechas con sabiduría, pero no, mis trazos están hechos con un pulso que denota los latidos de mi corazón... no son perfectos, pero son sinceros... y siempre espero que cada círculo sea mejor.

La vida de un hombre que amó durante toda su existencia cupo en una pequeña frase.
"Confieso que he vivido"... bajo tan solo cuatro palabras, se esconde también toda mi biografía. 

Consuelo
Diciembre 2012


MIS PREGUNTAS ...





























Hay preguntas
que se me escapan
navegando sobre mi voz.

Otras solo las puedo
escribir sobre el papel.

Pero mis verdaderas preguntas,
 las mas calladas,
solo las hago
a través de la mirada,

o dibujándolas
con la punta de la lengua
o con los labios
rozando una piel...

Consuelo
Diciembre 2012






viernes, 7 de diciembre de 2012

A PASOS.


















Mis problemas,
los sinsabores de la vida,
pueden ser bestiales
si me coloco tras ellos
si intento empujarlos,
moverlos a un lado...

Pero si soy yo
la que me hago a un lado
normalmente me siguen,
respetando mi camino.

Me siguen,
algo así como ...
domesticados,
sin hacerme daño.

Y yo puedo hacer 
mientras tanto
lo que mas amo,
que es vivir
amando.


Consuelo
Diciembre 2012

jueves, 6 de diciembre de 2012

COMPROMISO.

                                               


Estallan mis preguntas
en una innombrable sucesión
de geométricas figuras
suspendidas en el espacio.

Se desequilateran los ángulos
infinitamente
y sus aristas como espadas
escriben todos tus nombres,
que van desmenuzando mi piel.

Me escondo en un pequeño holograma
pero sigue multiplicándose,
implacable,
la pregunta bordada sobre mi piel.

Busco mi felicidad, 
para arroparme, 
en silencio me dice
que viene comprometida, 
contigo.

Consuelo
Diciembre 2012

FELICIDAD




Decía un anciano que sólo se había quejado una vez en toda su vida, cuando iba con los pies descalzos y no tenía dinero para comprar zapatos.

Entonces vio a un hombre feliz que no tenía pies.

Y nunca volvió a quejarse.

Anthony de Mello.